de birras y putas... chapter III

ACOMPAÑADOS



Yo nunca había ido a ese lugar, en realidad a ningún cabaret había ido, y desde entonces no lo he vuelto a hacer tampoco.

Llegamos a un lugar oscuro, con unas mesas, cumbia y cuarteto de fondo, unas mesas de pool, unos tipos con cara al mejor estilo Redneck’s (assperos) y unas señoritas ligeras de ropa bailando con otros señores.

Se nos acercó un tipo, nos pregunto que íbamos a tomar. Pedimos birra, que nos la trajo junto a dos vasos cortitos, como los que uno a veces tiene en la casa, que son bien berretas y tienen unas formitas raras, todos tienen de esos, los mas comunes. Esto para dar cuenta de la clase de lugar donde nos metimos.

Nos sorprendimos del precio de la cerveza, era muy barata, casi al costo la vendían.

Y hasta ahí todo tranquilo.

Redepente, dos corpulentas damiselas se nos acercaron y posaron sobre nuestras faldas y comenzaron a darnos charla. Terminando nuestra bebida, nos dijeron si íbamos a pedir otra. Les dijimos que si, claro, como que no.

Lo que no conocíamos era el termino “con acompañante”, la misma barata cerveza ahora costaba exactamente 5 veces mas.

Las chicas nos charlaban, no recuerdo bien de que en ese momento.

Quién aposentaba en mi regazo me dice dulcemente:

- Estas incomodo bebe?

Mi respuesta fue un vaivén con mi cabeza, no de si, tampoco de no.

- Querés que mejor me siente en una silla?

Ahí si asenté con mi cabeza. Es que realmente estaban sobradas de carne las mujercitas.

Y mientras seguíamos tomando la cerveza ella me hablaba sin parar; yo la escuchaba pero no le daba mucha bola, me hacia el que si, no era difícil solo mantenía los ojos abiertos, y movía la cabeza como los perritos feos que suelen poner en el torpedo o luneta del coche.

Pero mi cabeza estaba ocupada pensando:

- Que hora es? Con cuantos habrá estado esta noche ya? Que cosas le habrán hecho? Y mierda que es fea la misionera esta.

Además no estaba para esas andanzas, yo en esos días disfrutaba de la compañía de una señorita muy linda que se había adueñado de mi corazón, mi primer amor. Así que lo último que iba a hacer era cruzar la puerta del pasillo oscuro ese que se veía a un costado, acompañado de un “matuasto” para que me saque plata, porque con el estado que tenia como mucho lo que iba a lograr sacar era pendejos de entre sus dientes intentando que le pase algo.

Luego todo cambio y logro captar toda mi atención en las cosas que me contaba.

Me empezó a contar del rubro, los gajes del oficio digamos, de las cosas que le pedían, los regalos que les daban y otras trivialidades para sorprenderse reírse.

Y yo le dije, mirá, yo no voy a ir a ningún lado con vos, así que si vos querés anda si tenés que laburar o algo, yo me quedo piola a tomar mi cerveza. Ella me dijo que no, que prefería quedarse, yo le pregunte de nuevo y ella me lo reafirmo.

Entonces la conversación fue cambiando de tono, me dijo su nombre y tristemente ella empezó a contarme que venia de Misiones, que había estado en muchos lugares, que otra hermana de igual forma se prostituía; me narró los maltratos que sufrió, los engaños, me hablo de drogas también de amor.

Ella me pregunto si conocía a alguien. Y yo le conté, que estaba con alguien y empecé a hablar de mi chica, de cuanto la quería y como la valoraba.

Ella sanamente envidió a mi pareja. Y con dulzura me miraba cuando yo hablaba de ella. La nostalgia y una profunda tristeza predominaban en sus ojos.

Es inenarrable contar mucho menos que yo puedo recordar como me gustaría toda su historia.

Pero den por hecho, que aunque ese fue mi único contacto con una trabajadora sexual, para mi fue suficiente para tenerles a todas, no solo a ella, no pena, si no respeto. Muchísimo respeto.

Es extraño, como yendo a un lugar donde supuestamente va en busca de un servicio, termina escuchando una historia tan fuerte y como uno, termina siendo de oreja psicológica de alguien.


24 minusválidos mentales como mua:

¿Lesbiana? dijo...

Yo creo que si, que toda persona enseña. Y más digna de respeto es esa persona que sabe escuchar y aprender de otro.

Quizás ahi no encontraste lo que buscabas, peor igual encontraste algo valioso.

Respecto a lo que dijiste en mi blog, precisamente por eso me gusta andar por estos lugares! Uno conoce a las personas desde otro aspecto, no ya como es común sino acá, que uno puede decir lo que piensa o siente refugiándose tras la pantalla. Y también, como te decía antes, aprender y enseñar.

Un beso che!

Ivy dijo...

pobre mina che... lo demás q pienso ya te lo dije :D

me tenés q contar ese sueño q tuviste conmigo... muejeje

Gregorio Bermudez dijo...

No sea leso
mire y lea

http://pensamientovulgar.blogspot.com

Jote dijo...

eso comprueba mi teoria q ninguna persona le da placer prostituirse
besos

jordim dijo...

hombre, placer al prostituirse... yo sé de trabajos casi peores, por muy bien vistos que estén..

corinacantares dijo...

me encanto lo que escribiste... sin dudas te sigo :)
besos!!

Pupolina dijo...

Esta historia acaba de llegar a lo màs profundo de mi corazón.

Todos tenemos esa manera de pensar tan cerrada, como si fuesemos capaces de juzgar a todos, incluso a gente que está en muchos apuros y no tiene otra solución que aguantarse nuestros reclamos y quejas.

Un beso Fran. Excelente como siempre.

♥ MI MUNDO EN LAS MANOS. dijo...

De todo y de todos se aprende algo, me gusto mucho este texto pibito.
Un besote!
Tere.

franmorten dijo...

Lesbi: yo fui en busca de cerveza (quiero que se aclare igual lo explique je pero...) no esperaba encontrarme con semejante historia tampoco... fuerte no?

Ivy: a vos solo dos palabras... te extrañooooo volveeee (bueno fueron 3)

Gregory: que es leso? en serio tiene 85 años?

Jote: si hay gente que le produce placer... desde un punto de vista parafilico si... que las hay las hay...

cori: gracias y bienvenida ya estoy en tu rinconcete...

Pupo: la verdad... con las cosas que me estas contando en este momento dudo de tu sensibilidad... me es dificil disociar el contexto de tu comentario con nuestra charla jajajjaa

tere: gracias tere por tu comentario los aprecio mucho...

besones a todos!

fran!

luaguilera89 dijo...

Redepente, todo sucede por alguna razón. Loquísima tu aventura.

Olivia Güel dijo...

Muy tierno Fran, me ha gustado que al final ella te explica sus penas y tú lo mucho que quieres a tu chica. Vas a por cerveza y acabas haciendo terapia.

¡Un abrazo!

Ivy dijo...

aquí estoy, al menos hoy q no trabajé y puedo aprovechar el poco tiempo de conexión q tengo a la mañana

dónde estás???

(K)

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

che, da un toque de pena. De todo se aprende!!!!!

besos

Zimbon dijo...

Que buena histioria! Viene bien para romper con muchos prejuicios que uno tiene al pedo y para ver un poco mas allá también...

saludos!

☀Pau☀ dijo...

Qué bueno!! Entraste sin tener claro dónde y saliste con la cabeza más clara que los que saben dónde se están metiendo.

franmorten dijo...

gracias a todos por sus comentariosss...

queria provocar eso en esta entrada...

pau: emmmm si... en realidad salí bastante mal de ahí... despues me cayó del todo la ficha lo q habia ocurrido je

Mery Swanson dijo...

Cuando arrancó pense que iba a ser el clásico cuento de como el pibe termina cayendo ante los encantos de la carne... pero no. Me sorprendio. Me gusto. Besotesss

franmorten dijo...

enhorabuena por la grata sorpresa...

gracias por pasearte y seguir estos lares..

ivygc dijo...

HACKEARON MI CUENTA DE GMAIL, ELIMINAME DEL MSN SI ME TENES PORQ NO SOY YO

SOY IVY

ENTRA EN EL BLOG Q FIGURA PARA ESTA CUENTA POR FAVOR

don carlao dijo...

tambien una prostituta puede ser la persona con más amor del mundo. Lo que pasa es q en este mundo materialista se ve la utilidad de las personas por sobre lo humano. El dia q se cambie la optica va a cambiar todo. Vos viste a esta mujer de otra manera a la que lo hace la mayoria. Te felicito hermano hay nobleza en tu relato

Raskolnikov dijo...

Al menos tomaste la primera cerveza al costo...
Esos lugarejos, no es bueno tener que escaparse de ellos. Uno intenta infiltrarse en los mínimos resquicios de viveza criolla y siempre hay dos duraznos dispuestos a madurar sus nudillos en nuestros ya desvencijados cuerpos.
Aunque por momentos no lo parezca, todos necesitamos calor (del tipo que sea), espero que la misionera haya encontrado algún foco...

•Lola• dijo...

Voy a leer todo esto, pero dame tiempo para empezar por el principio y no perderme nada!

Luego volveré a leer. Gracias por pasar por mi blog.

(hay, qué idiota. me estoy pareciendo a eso de "pasé, pasate").

Fede dijo...

es triste esta historia, mierda.
Está lleno de gente que quiere ser escuchada. Cuando alguien entra en ese plan...me siento obligado a escuchar al menos un rato. Maldita bondad :P

Renzon dijo...

a man ye a ye-ye