Odio, dolor y un poco de amor V (los finales no acaban hasta que estan acabados)


No estaba muy claro, pero de repente estaba ahí de nuevo.

Me preguntaba como, porque, que hacia allí, como llegue.

Si estaba yo… y de repente de nuevo.

Oscuro, húmedo, frio, siniestro pasillo.

El féretro de la ilusión, presente; como si no se hubiera ido, y yo ingenuo pensé que me había marchado definitivamente.

En ese momento, miro a mí alrededor, ahora dentro de la habitación, con sus paredes condensadas de humedad transpirando gotas de sangre, y todo tan sucio y manchado.

Y en unos pocos segundos todos los fantasmas encima, gritándome y susurrando a mi oído, golpeándome y dándome tiernas caricias. Unos labios que me besaban y me quemaban.

Yo en el piso soportando los grilletes en mis tobillos, los golpes, los insultos, mi cuerpo prensado; pero a la vez intercalándose con el dulzón en mi odio, y mas de esos besos con daño y una espalda para calentar y cubrir resguardar.

Me golpeaba contra todas las paredes, me suspendía en el aire y volaba, contra, me golpeaba.

Y basta, que no entendía nada, que estaba aturdido, que no quería más.

Tan hecho y tan fácil de llorar.

Me di cuenta que estaba soñándolo, así que decidí despertar. Necesitaba de ese sueño, porque creía en el.

Con mucha fuerza subí mis parpados, quede todo sudado, con los lagrimones en mis ojos, mis pómulos paspados, agitado. Solo mire mis muñecas y mis tobillos estigmatizados y doloridos del pelear contra las cadenas en el sueño.

Y rogué por favor, de malas maneras que esta vez si acabe. Que deje sanar mi corazón. Que me deje pensar y ver cual es mi aprendizaje, por que aun no entiendo nada. Que me haga dejar de culpar, y no querer más sentimientos.

Ni odio ni amor. Solo un par de noches conmigo mismo, ser amigo de mi corazón.

Que me enseñe el perdón

Que no vuelva por las huellas

Que te llore en tu ausencia

Que no escriba más en tu nombre

Que me escape por la fuerza

Que me entregue a la felicidad

Pero para eso necesito que nunca más vuelva

Que nunca más dirija la mirada en el mismo sentido que el mío

Basta

13 minusválidos mentales como mua:

Cerdos y Cerdas dijo...

"ser amigo del corazón"
me quedé pensando en esta frase: haber si alguna día definitivamente puedo conciliar el corazón con la razón
saludos

Ivy dijo...

muy bueno nene, como siempre

ojalá encuentres ese bálsamo, ese rincón de paz, si es q en la realidad lo estás buscando, y no es sólo "una historia"

besos

♥ MI MUNDO EN LAS MANOS. dijo...

Felicitaciones por este texto, muy bueno en verdad!Que bien escribis...o estamos todos locos, a mi me encantan!

Tere.

Mente Ridícula dijo...

Ouch, ouch y ouch de nuevo. Me vi reflejada en algunas de estas cosas. Ouch de nuevo. Encima es domingo. Ayyyy, duele. Besos señor.Que le sea leve.

Pupolina dijo...

Excelente como esperaba yo encontrarlo.

Nunca me dijiste qué pasó con tu pierna.

Y concuerdo con "mi mundo en las manos": o vos escribís bien o estamos todos locos, pero nos encanta!"

Ámbar.- dijo...

Nunca me apareciste como conectado hasta ahora :(

franmorten dijo...

gracias people gracias...

hasta la proximaaa

Ámbar.- dijo...

Fraaaan, estás vivito y coleando entonces. Hablamos en la semana :)

Luján dijo...

Pufff.. Qué historieta eh!
Hacerse amigo del corazón.. cuanta razón Panchi! Quiero, necesito de eso..!!





"Y aunque digan que va ser muy fácil
es muy duro poder mejorar..
hace frío y me falta un abrigo
y me pesa el hambre de esperar... "

franmorten dijo...

ay Don Freire sos un viejo bribon...

ayyyy don freire..


piyo piyo

♥ MI MUNDO EN LAS MANOS. dijo...

Gracias por pasar, espero estes bien! Hasta la proxima!
Tere.

jordim dijo...

interesante blog, sigue en ello, apuntas bien.

Olivia Güel dijo...

Hola Franmorten, me encanta la intensidad de tus escritos y por supuesto los hombres que lloran me llegan a lo más hondo.

Gracias por pasarte por mis páginas frenéticas. Yo también te sigo.

^_^