MI DIVORCIO CON LA IGLESIA part II

Se bien que quizás estas anécdotas pueden ser mejores contadas propiamente por mi. Pierden un poco la esencia.
Pero que quieren yo me acuerdo de estas cosas y me meo de risa.
Sucedía un algún sábado o domingo creo, tenia alrededor de 9 y 10 años. Al igual que en la otra oportunidad paso en la iglesia San Roque, donde mi padrino (bla bla bla ya esta en el anterior).
Ese día fuimos mas temprano, con mi hermano mi vieja y mi amigo de toda mi niñez; y a quien voy a conservar su identidad, ya que la tercera parte de esta historia sucedió en su familia; podre dar solo la primera y última silaba de su nombre y la primera y última de su apellido para que se ubiquen los allegados, FE-DE AN-DRE.
Bueno al grano; era temprano en la iglesia, y me ubique con mi hermano Santi y Fede en los banco de atrás de la misa. Había mucha menos gente que la anterior vez y esta vez no pude mirar a las caras de la gente.
Silencio eclesiástico, misa poco concurrida, bancos laaargos y de madera, firme, vieja, barnizada. POCA CONCURRENCIA = ECO.
Se imaginan?. Fue un estornudo como quien dice en contramano, o sea, estornude, y lo quise retener en ese minucioso atchis! Finito nasal; y bue. Retuve el estornudo, pero me cague!
Y cuando digo me cague es que me cague, maaal pulenta posta. Se escucho por entero. Un P RUUUUUMP-P-P clarísimo.
A esa edad y con mi amigo y hermano por supuesto no pudimos aguantar las carcajadas y tuvimos que retirarnos de misa para continuar riendo afuera por varios minutos.
Desgracias las hay, las hay no las hay. Lo mío no se, es muy pancheano, para el bien de todos imperfecto.

1 minusválidos mentales como mua:

Luu dijo...

Todavía no entiendo tu divorcio con la Iglesia.. pero en fín... fue gracioso =P