SR. PÉREZ:


Estimado Ratón Pérez:

Escribo discretamente para hacerle un ultimátum al dinero, al cual usted se encuentra moroso a mi persona.
Además de haberme perjudicado materialmente, me he visto afectado gravemente emocionalmente.
Hoy a mis 19 años he podido erradicar el dolor arraigado en mi vida, sin poder conciliar el sueño durante largos años, mortificandome, esperando la llegada de su persona en mi habitación.
Usted señor Ratón Perez, usted, no vino. Sabe?
No conforme, también me prive de mi libertad física, resguardandome por 7 años en un centro de reincorporacion y reintegracion de minusválidos mentales (CEREREMINMEN. Allí me trataron muy bien, y no continuo transmutando hamsters ni repitiendo cínicamente "ratoncito ratoncito; ratoncito ratoncito".
Podrá usted tomar conciencia de hasta que punto su "noble" trabajo me ha sido desfavorado.
Porque el CEREREMENMIN fue una etapa muy dura, duros años; pero sepa usted Sr. Pérez (muy inteligente en ponerse un apellido tan común, busco mucho en la guia todavía no doy con su dirección)que yo he sido mas prisionero del dolor, la incertidumbre y una mentirosa falsa esperanza, de pensar; de pensar, en que usted SEÑOR RATÓN trajera mis 50cent por mi pequeño dientecito incisivo.
Me es muy difícil seguir esta carta, pues las lágrimas están borroneando esta notita, escrita desde la inocencia la ternura y sinceridad que solo se puede encontrar en el rincón del corazón de este dulce niño.
Estoy desidido a darle estra misma noche una ultima oportunidad de redimirse y demostrar y reinvidicar su labor que a lo largo de tantos años adopto no solo como trabajo si no como filosofía de vida.
Propongo, esta noche, dormirme y no despertar mi sueño, así usted trabaja tranquilo.
Nunca dejare de creer en usted, porque mi corazón dice que crea y que las fantasías nunca acaban.
A la mañana deslizare mi mano bajo mi almohada... si no encuentro mi monedita, preferiré no levantarme.

ATTE: Panchito

5 minusválidos mentales como mua:

Emi dijo...

pancho esa etapa de tu vida fue terrible.. q feo.. muy feo.. el raton perez es como papá noel.. unos viejos culiados.. (te acordas?? no te trajo la moto de agua ese año en la florida, te trajo el MUY cagon un dinosaurio inflable, q triste)

igual pienso que tendrias q haber ido al centro de rehabilitacion para minusvalidos DENTALES.. jajaa

esto me hace acordar a un tipo q sabe subir a los coles vendiendo lapices.. el muchacho tiene una "patalogia" pobre.. q bajon.. cada vez q esucho decir "PATAlogia" no puedo evitar reirme. jajaa soy un desastre..

espero q el raton perez se reinvindique lo mas pronto posible..

un beso grande

emi

Anónimo dijo...

Ya decía yo que el Panchi había, entre otras cosas, salido medio traumado... que pobre!
Eso te pasa por ser el mas peque de la casa y que cuando le toco al ratón ese aparecer en tu vida tus hermanas mayores (no crean que tanto... sólo un par de añitos...) estaban ya en la facu...
Perdón Panchito por dejarte solo con esos padres con principio de alzheimer que se olvidaron de avisarle al bicho que le tocaba pasar por casa.
Si los vas a demandar avisame que seguro que tengo alguna cosita por ahi... a ver si cuela...
Un beso grande y actualiza mas seguido el blog!!! Qué te pasa, estás vago o encoñado???!!!

Martín Schmitt dijo...

Si no te diste cuenta, la que hablaba antes era tu hermana la gallega. Mi recomendación es que tengas cuidado, Panchi. No vaya a ser que el muy hijo de puta del ratón se te meta por algún agujerito. Además, te quiero decir un secreto (ahí viene mi venganza por haberme llamado gordo el día que nos conocimos): el ratón Pérez no existe. Ni tampoco Papa Noel. Ni siquiera los reyes magos. SON LOS PADRES!!!! Así que demandá a tus viejos y dejate de hinchar las pelotas... Un abrazo de gol.

pd: seguí con estas historias que me hacen reir

Luu. dijo...

porque mi corazón dice que crea y que las fantasías nunca acaban.








Espero que eso de las fantasías sea verdad :$

Anónimo dijo...

La verdad que no se que tanta historia si aca tenes tu sobrino que es pariente del raton perez.
Besos
Marie