"Empanadas o Pastel" Cuento Morfológico


Nilda: Ahora, yo no entiendo. ¿Teniendo ese churro de novio se viene a meter con este tipo que toda su vida fue un matuasto? Yo no la entiendo.

Carmen: ¿Y bueno que querés? Es la plata querida, esa no es ninguna novedad.

N: Y la fama, ni hablar de la fama, una dice que la plata y la fama no nos atrae, pero ahí las tenés, a los pies de un auto nuevo, vacaciones en lugares paradisíacos…

Mara: Su minuto de gloria en la tele. Ay chicas dejen de ver esas pavadas de puterío barato, ¿quieren?

C: Ay ya salió la que no “consume TV basura”, “todo es una mierda”…

M: Pero simplemente no me interesan esas huevadas amarillistas. ¿Porque no ponen algún canal de cocina que a esta hora pasan uno que me gusta?

N: Dale, cambiale el canal a esta “cultosa”.

M: Ah por cierto. ¿Cómo prefieren ya que tengo casi listo el relleno, empanaditas o un pastel?

C: Ay, empanadas no. Porque las empanadas las repito.

M: ¿Pero si el relleno es el mismo? Si repetís una empanada repetís un pastel… es lo mismo.

C: Bueno como quiera entonces doña Mara.

M: Pero no es como quiera. Si les pregunto es por algo…

N: ¿Le pones pasas al pastel?

M: ¡Como quieran carajo!

C: Bueno hace un pastel entonces. Te haces la enojada porque así te hacía con la comida el Milonga.

M: Por supuesto que me pongo así por el bufón de mi marido que Dios lo guarde bajo tierra. Siempre era lo mismo “¿y que vamos a comer?”; “Hace lo que quieras”; “Que se yo si la que cocina sos vos”. ¿Todo para qué? Para que el señor me critique la comida o me diga que le “podría” haber faltado.

N: ¿Y Bea, que preferirá Bea?

C: Ay la Bea. ¿Con qué nos ira a caer? ella que estaba tan apurada por contarnos sobre “eso”…

M: Eso… ¿Si las hacemos fritas?.

N: No, fritas mejor no. Eso yo no lo repito, pero me cae pésimo, como una bomba.

C: Querida. Lo que a vos te cae como una bomba es la cantidad de coca cola que tomas en cada comida, no las empanaditas fritas.

M: Bueno con mas razón. Igual, hacemos el pastel y listo.

N: ¿Frito?

M: Pero mierda che que estas boluda Nilda eh. Dejá de mirar esas pelotudeces que te atrofian las pocas neuronas que te quedan querés.

N: Ay bueno, no seas mala Marita. Sabes que es lo único que me distrae.

C: Al final. ¿Qué fue de la Gorda del almacén de la esquina del viejo Huberto?

M: Y que va a ser. Después de que el maricón del marido se escapara con el tipo este que les proveía el alcohol y los forros.

N: Si. Al marido de la gorda le llevaba los forros puestos al tipo.

C: Hablando en serio. Habrá que ser hijo de puta ¿no? La Gorda se mataba por el vago ese, y por mantener a pulso el almacén. A nosotras. Ni se nos escapaba el maricón ese.

M: Pero bien que la Gorda le hacia atención especial al cuñado.

N: Otro perejil. A nosotras porque no nos gustan los chusmerios, ni andar llevando ni trayendo, pero cuando se entere la mujer de ese tipo lo agarra y lo asa.

C: Pero encima ese tipo es un desagradable, ¿con que se come un tipo de esa clase?

M: Preguntále a la Gorda. Ella le cataba el chorizo.

N: Ay. No me pongas esas imágenes en la cabeza que me da nauseas pensar en la Gorda y el cuñado teniendo relaciones.

C: Relaciones. ¿Y nosotras?. ¿Cuándo?.

M: ¿Cuándo qué?; ¿No te parece que ya tuviste suficiente vos?

C: Mirá querida. Vos no vengas a decir cuando es suficiente, porque yo no recuerdo cuando empezaste vos ¿o querés que te haga memoria lo que eras antes de tu marido?

M: ¡No me lo nombres! No me lo nombres porque encima me va a salir feo este picadillo de hijo de puta, y ahí lo van a repetir y a cagar con unas lindas hemorr…

N: ¡Ay para! Bestia. ¿Qué vas a decir? Ubicate un poquito no seas grosera.

M: ¿Que querés? Si esta otra me lo recuerda y me pongo mal, ustedes saben como sufrí por ese malparido.

C: Bueno pero ahora ya lo tenés. Todas esperamos este momento. Una mujer no sueña más que con casarse. Y después su otro gran sueño es este.

N: ¿Ay te acordás cuando éramos chiquitas y jugábamos a esto? Pobre tu hermanito siempre lo usábamos de conejito para nuestras historias. Las cosas que le hicimos.

M: Y lo que le hizo la mujer ahora de grande al atorrante de mi hermano. Le fue más o menos como en nuestros juegos te cuento.

C: ¡Y no era para menos! ¡No era para menos! ¡No era para menos!

N: Bueno, bueno. Pará un poquito, no es para que te exaltes de esa manera.

C: Bueno. Es que es la misma situación que pase con mi marido. Flor de hijo de puta. Debería haberlo reducido a polvo y usarlo de especias, un poco de comino, otro de pimentón, otro de moscada.

M: Si acá todas muy enojadas. Pero pensemos en la Gorda. Cómo se le escapo el maricón. Ella nunca va a tener su revancha. Ella nunca va a cumplir su sueño de niña.

N: Lo compenso con el casamiento que tuvo. Demasiado casorio para esos rascas.

C: Ay pero en ese tiempo era hermosa la Gorda. ¿Cuántos kilos menos tenia?

M: Y, pensá que todavía no se había comido a ninguno, si fue la primera en casarse.

N: ¿Pero nosotras cuantos llevamos ya? Y no estamos hechas unas vacas.

C: Hay que pensar también en las tiroides de la gorda.

M: Si, las tiroides que le hacia al cuñado. A esa la engordaron a leche.

N: ¡Pero que guaranga estas Marita!

M: Bueno che, dejáme divertir un poco. Estoy contenta esto es lo último que nos queda. Terminamos esto y es lo último de Milonga que vamos a tener.

C: ¿Y después?

M: Esperaremos, que se yo. Todavía queda Bea, Niní, Flora.

N: Los maridos quedarán en todo caso.

C: Cuando le toque al de Niní, si a ella no le molesta yo pido el chorizo.

M: ¡Yo sabia! ¡Yo sabia! Siempre le tuviste ganas al de la Niní. Yo te veía como lo mirabas, como le histeriqueabas… ojitos, sonrisitas, le movías los pechos. A-T-O-R-R-A-N-T-A.

C: Si. ¡¿Y que?! ¿Esta tan mal? Nunca paso de eso. Como si nunca hubieran mirado a uno ajeno.

M: Ay ahí llego Bea. Terminen de poner la mesa, y vos Nilda busca el pastel del patio que ya debe estar frio.

Bea: ¡Hola mis bellas!

N: ¿Y que es eso tan importante y emocionante que tenés para contarnos?

B: Mejor empecemos a comer tranquilas y les voy contando, no lo van a creer. No bueno, les digo ahora. Encontré a Jorge tirándose a la secretaria en medio de la oficina.

M: ¡Jodéme!

B: ¡Te jodo! En serio, ahí estaba… el muy cerdo sentadito en su sillón y la otra pendeja mamándole el quetejedi. ¡Ahora cuando me vio! El tipo dijo sorprendido:

-¡Amor!.

-¡¿Amor?! ¡¿Amor?! ¡A morcillas te voy a hacer Hijo de la gran puta!

Ahí la pendeja se levanta, que se pegó un golpazo en la cabeza con el escritorio. Yo salí corriendo y lo espere en casa.

N: Ay Bea, ya me imagino.

B: Imagina bien, imagina bien. Porque lo espere tranquilita, me tome de esas gotitas de flores de bach viste. Y lo espere con el pat de sus palos del golf… ¿Y no saben que?

M: Ay no Bea. No sabemos, contá deja de ponerle tanto misterio.

B: ¡Cumplí paso a paso mi sueño chicas! Tal cual como cuando jugábamos de chicas. ¿Se acuerdan?

C: Justo nos acordábamos hace un rato de eso mirá vos. Y decíamos pobre de la gorda del almacén. Viste que…

M: ¡Esperá María del Carmen Gutiérrez Loro!

B: Me puse el camisón de encaje negro. Me pinte la boca bien roja, ese rojo pasión, sangre. Las uñas rojas también. Las sombras y delineados negros, con el maquillaje corrido. ¡Chicas! Era un sueño, como siempre lo soñé.

N: ¿Y?

B: Ahí estaba yo, esperándolo con su pat como les dije. Llegó. Estaciono el auto. Se bajó. Entro a casa. Yo había dejado las luces bajas. ¿Pueden creer que el imbécil llego con el cierre bajo? ¡Encima de pelotudo más pelotudo! Entró. Me vió. Yo le hice señas sensualmente, insinuándome como si toda esa situación me hubiera puesto re hot. El muy boludo se me vino haciéndose el sex machine. Yo jugaba con su palo levantándome el camisón, lamiendo el mango.

C: Dale no podes contar tan despacio. ¡Apuráte que me haces comer las uñas!

B: Bueno espera que ahora viene lo mejor. Se me acercaba de a poquito, me puse en la posición que él me enseño que se pone para hacer el tiro. Así, parando la colita y apretando mis pechos entre mis brazos. Cuando se me acercó… para que les digo…

M: ¡Decí! ¡Decí!

B: Hice el mejor tiro de mi vida. Directo al mentón. Un solo golpe. Un chorro grande de sangre salpico la pared y un cuadro. Y a mí me quedo un poco de sangre en la cara que pude lamer algo de mis labios. ¡TAL CUAL COMO LO IMAGINE!

N: Es el final mas lindo que he oído Bea, que obra de arte.

B: ¡Ay si chicas estoy re emocionada! Además lo mande al matadero que me lo trocen así que te traigo a vos Marita para que me lo frices. Tenemos carne de primera calidad para todo el semestre niñas.

M: Que alegría Bea por fin te sacaste de encima a esa bolsa de carne.

B: ¿Y que preparaste de rico hoy Marita?

M: Y lo último que me quedaba. Pastel de carne. De Milonguita claro.

21 minusválidos mentales como mua:

Lucía dijo...

Jajaja...
REPUBLICA DE TUCUMÁN...

te quiero pancho , maricon.

Patricia dijo...

¡Qué risa! como la vida misma...

¡Qué bien que hayas vuelto, te echaba mucho de menos! Me encantan estos post tan,tan, tan calentitos y reales!!!

Un abrazo!

Ann. dijo...

Jajajajajajajajaja....
Sin palabras, mas que, YO QUIEROOO HACER ESO!! (menos comerlo, los hombres deben tener un sabor asqueroso).

Anónimo dijo...

what bands are good to see for emo hairstyles?
[url=http://www.emo-hairstyles.info/]emo hair[/url]

jordim dijo...

jaja, si señor, mis buenas risas me he echado..

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Boluuuudo...

Yo quiero esa venganza, aunque no me imagine en camisón de encaje.
Jajajajajaja.

Besote.

franmorten dijo...

Lu: deja de decirme Maricón frente a la comunidad blogger que me haces quedar como un maricón

Patri: este año se me va a hechar mas de menos porq se me viene muy jodida la facu, entramos en la recta final y es largo... pero prometo suber cosas como esta de vez en cuando

Ann.: y vos pensas que las mujeres si deben tener buen sabor? (no respondas jaja)

Anónimo: fuck off! porq mierda me ponen links de cortes de pelo emo. alguien me dice? cualquiera...

jordim: me alegro por tus risas, aprecio tu gesto a mi me gustan mucho tus historias y que puedas hechar una risa por este lado me halaga...

Cindy: bueno podes usar un opciopnal de short de dormir y musculosa jeje re aniñada..

gracias por pasarse
menos al emohairstyle jaja

abrazos

Jacqueline dijo...

jajaja sos muy freak me caes bien

Nalda dijo...

Tremendo post!!! Ah, y el "Secreto de sus ojos" se llevó dos Goyas!!!

Besos

chimi dijo...

me ENCANTOOO pancho!!! esta genial! es mas me lo imagino en un escenario, se merece una puesta en escena!

un beso peque!

Nina Rouge dijo...

Jajaja. Hacía mucho que no te leía.
Una ídola doña Bea. Mató.
Saludos!

Diego Mira dijo...

jajaja, muy entretenido los relatos.

cuántas conversaciones inútiles con las que estas señoras desperdician el tiempo

saludos

Lu dijo...

jajaja muuy bueno..me cague de la risa hasta me hice la imagen de toda la situacion jeje q loco..una capa la bea..taria hacer lo q hizo je..un beso

Lu dijo...

y cada cosa q jugamos cuando somos chicos jaja..en una de esa se te dan despues jeje

Maca! dijo...

que risa jajajaja muy bueno!
y de verdad decimos estupideses cm esas SIEMPRE!

un saludo

Anónimo dijo...

Hnito esta espectacular este relato, increible, me encanto lo de "flores de bach" guacho!!! te felicito, es para la oveja esta obrita!!!
Marie

Maca! dijo...

N: Otro perejil. A nosotras porque no nos gustan los chusmerios, ni andar llevando ni trayendo.

y lo volvi a leer y me volvio a hacer risa! hahaha
yo tb soñe alguna vez con eso viendo el videoclip de It's my life de no doubt haha

y si.. me voy!(al fin) a alemania 9 mesitos :D vos a donde tenes pensado ir!?

beso!

Ivy dijo...

che tengo alguno q otro al q hacerle lo mismo, jajaja

Ivy dijo...

ACTUALIZA NENE!!!

con razón no entraba, esto es medio viejito ya


besos

Lola dijo...

Qué horror! Me venía riendo hasta que me di cuenta que el pastel iba a ser de carne de marido. Qué humor negro, qué grotesco...

Me encantó!

chimy dijo...

dicen q se viene para la pantalla grande!!! jijiji!